Karl Rahner - Karl Rahner

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Karl Rahner

Karl Rahner de Letizia Mancino Cremer.jpg
Retrato de Rahner por LM Cremer
Nació ( 05/03/1904 ) 5 de marzo de 1904
Fallecido 30 de marzo de 1984 (30 de marzo de 1984) (80 años)
alma mater
Era Filosofía del siglo XX
Región Filosofía occidental
Colegio Tomismo trascendental
Intereses principales
Ideas notables
Cristiano anónimo

Karl Rahner , SJ (5 de marzo de 1904 - 30 de marzo de 1984) fue un sacerdote y teólogo jesuita alemán que, junto con Henri de Lubac , Hans Urs von Balthasar e Yves Congar , es considerado uno de los teólogos católicos romanos más influyentes del mundo. siglo 20. Era hermano de Hugo Rahner , también erudito jesuita.

Rahner nació en Friburgo , en ese momento parte del Gran Ducado de Baden , un estado del Imperio Alemán ; murió en Innsbruck , Austria.

Antes del Concilio Vaticano II , Rahner había trabajado junto a Congar, de Lubac y Marie-Dominique Chenu , teólogos asociados con una escuela de pensamiento emergente llamada Nouvelle Théologie , cuyos elementos habían sido condenados en la encíclica Humani generis del Papa Pío XII . Posteriormente, sin embargo, el Concilio Vaticano II estuvo muy influenciado por su teología y su comprensión de la fe católica .

Biografía

Los padres de Karl Rahner, Karl y Luise (de soltera Trescher) Rahner, tuvieron siete hijos, de los cuales Karl fue el cuarto. Su padre era profesor en una universidad local y su madre tenía una profunda personalidad religiosa, que influyó en el ambiente hogareño. Karl asistió a la escuela primaria y secundaria en Friburgo, ingresando en la Compañía de Jesús al graduarse; Inició su formación jesuita en la Provincia de los Jesuitas de Alemania del Norte en 1922, cuatro años después de que su hermano mayor Hugo ingresara en la misma orden. Profundamente afectado por la espiritualidad de Ignacio de Loyola durante la fase inicial de su formación (1922–24), concentró la siguiente fase de su formación (1924–7) en la filosofía escolástica católica y los filósofos alemanes modernos: parece haber sido Particularmente interesado en Immanuel Kant y dos tomistas contemporáneos , el jesuita belga Joseph Maréchal y el jesuita francés Pierre Rousselot , quienes iban a influir en la comprensión de Rahner de Tomás de Aquino en sus escritos posteriores.

Como parte de su formación jesuita, Rahner enseñó latín a novicios en Feldkirch (1927–29), luego comenzó sus estudios teológicos en el teologado jesuita en Valkenburg aan de Geul en 1929. Esto le permitió desarrollar una comprensión profunda de la teología patrística , también desarrollando intereses en la teología espiritual, el misticismo y la historia de la piedad. Rahner fue ordenado sacerdote el 26 de julio de 1932, y luego hizo su último año de terciario , el estudio y realización de los Ejercicios espirituales de Ignacio , en St. Andrä, en el valle de Lavanttal en Austria .

Debido a que los superiores de Rahner deseaban que enseñara filosofía en Pullach , regresó a su casa en Friburgo en 1934 para estudiar un doctorado en filosofía , profundizando en la filosofía de Kant y Maréchal, y asistió a seminarios de Martin Heidegger . Su disertación de filosofía Geist in Welt , una interpretación de la epistemología de Aquino influenciada por el tomismo trascendental de Maréchal y el existencialismo de Heidegger, fue finalmente rechazada por su mentor Martin Honecker , supuestamente por su parcialidad hacia la filosofía de Heidegger y por no expresar suficientemente el neocolástico católico. tradición . En 1936 Rahner fue enviado a Innsbruck para continuar sus estudios teológicos y allí completó su habilitación . Poco después fue nombrado Privatdozent (profesor) en la facultad de teología de la Universidad de Innsbruck, en julio de 1937. En 1939 los nazis se hicieron cargo de la Universidad y Rahner, mientras se encontraba en Austria, fue invitado a Viena para trabajar en la Pastoral. Instituto, donde enseñó y se convirtió en activo en el trabajo pastoral hasta 1949. Luego regresó a la facultad de teología en Innsbruck y enseñó sobre una variedad de temas que luego se convirtieron en los ensayos publicados en Schriften zur Theologie (Investigaciones teológicas) : la colección no es una presentación sistemática de los puntos de vista de Rahner, sino más bien una serie diversa de ensayos sobre cuestiones teológicas caracterizados por su búsqueda inquisitiva y cuestionadora de la verdad.

El centro Karl Rahner en Friburgo

A principios de 1962, sin previo aviso, los superiores de Rahner en la Compañía de Jesús le dijeron que estaba bajo la precensura de Roma, lo que significaba que no podía publicar ni dar conferencias sin permiso previo. Las objeciones de las autoridades romanas se centraron principalmente en las opiniones de Rahner sobre la Eucaristía y la Mariología ; Sin embargo, la importancia práctica de la decisión previa a la censura se anuló en noviembre de 1962 cuando, sin ninguna objeción, Juan XXIII nombró a Rahner peritus (asesor experto) del Concilio Vaticano II : Rahner tenía acceso completo al concilio y numerosas oportunidades para compartir su pensamiento con los participantes. La influencia de Rahner en el Vaticano II fue así generalizada, y posteriormente fue elegido como uno de los siete teólogos que desarrollarían Lumen gentium , la explicación dogmática de la doctrina de la Iglesia. La receptividad del concilio hacia otras tradiciones religiosas puede estar relacionada con las nociones de Rahner sobre la renovación de la iglesia, la revelación salvífica universal de Dios y su deseo de apoyar y alentar el movimiento ecuménico .

Durante el concilio, Rahner aceptó la Cátedra de Cristianismo y Filosofía de la Religión en la Universidad de Munich y enseñó allí desde 1964 hasta 1967. Posteriormente, fue nombrado catedrático de teología dogmática en la facultad de teología católica de la Universidad de Münster . donde permaneció hasta su jubilación en 1971. Rahner luego se trasladó a Munich y en 1981 a Innsbruck , donde permaneció durante los siguientes 3 años como escritor y conferencista activo, continuando también su ministerio pastoral activo. Publicó varios volúmenes (23 en total en inglés ) de ensayos recopilados para Schriften zur Theologie (Investigaciones teológicas) , amplió el Kleines theologisches Wörterbuch (Diccionario teológico) , fue coautor de otros textos como Unidad de las iglesias: una posibilidad real con Heinrich Fries, y en 1976 completó el trabajo sistemático prometido desde hace mucho tiempo, Fundamentos de la fe cristiana .

Rahner enfermó de agotamiento y murió el 30 de marzo de 1984 a la edad de 80 años, luego de una celebración de cumpleaños que también honró su beca. Fue enterrado en la Iglesia Jesuita de la Santísima Trinidad en Innsbruck. Durante sus años de estudio y enseñanza filosófica y teológica, Rahner produjo unas 4.000 obras escritas.

Trabaja

Rahner entrevistado en 1974

La producción de Rahner es extraordinariamente voluminosa. Además de los escritos antes mencionados, sus otras obras importantes incluyen: la enciclopedia de diez volúmenes, Lexicon für Theologie und Kirche ; una enciclopedia teológica de seis volúmenes, Sacramentum Mundi , y muchos otros libros, ensayos y artículos. Además de su propio trabajo, los textos de referencia que Rahner editó también contribuyeron significativamente al impacto general de sus propios puntos de vista teológicos.

La base de la teología de Rahner es que todos los seres humanos tienen una experiencia latente ("no temática") de Dios en cualquier percepción de significado o "experiencia trascendental". Es solo gracias a esta proto-revelación que es posible reconocer una revelación distintivamente especial (como el Evangelio cristiano ). Su teología influyó en el Concilio Vaticano II y fue pionera en el desarrollo de lo que generalmente se considera la comprensión moderna del catolicismo . Una anécdota popular, que resuena con aquellos que encuentran difíciles de leer algunas de las obras de Karl Rahner, proviene de su hermano Hugo, quien bromeó diciendo que en su retiro intentaría traducir las obras de su hermano ... ¡al alemán!

Fundamentos de la fe cristiana

Escrito cerca del final de su vida, los Fundamentos de la fe cristiana de Rahner ( Grundkurs des Glaubens ) es el más desarrollado y sistemático de sus trabajos, la mayoría de los cuales se publicaron en forma de ensayos.

Trinidad económica e inmanente

Entre los más importantes de sus ensayos se encuentra La Trinidad , en el que sostiene que "la Trinidad económica es la Trinidad inmanente , y la Trinidad inmanente es la Trinidad económica". Es decir, Dios se comunica a la humanidad (Trinidad "económica") como realmente es en la Vida divina (Trinidad "inmanente").

Rahner fue enfático en que la identidad entre la Trinidad "económica" y la Trinidad "inmanente" no conduce al Modalismo , porque Dios no podría comunicarse con la humanidad como triple ( dreifaltige ) a menos que Él fuera triple en la realidad. No obstante, algunos teólogos y filósofos cristianos (por ejemplo, Jürgen Moltmann ) han descubierto que su enseñanza tiende fuertemente en una dirección modalista.

La autocomunicación de Dios

Rahner sostuvo que la realización de la existencia humana consiste en recibir la autocomunicación de Dios, y que el ser humano está realmente constituido por esta autocomunicación divina.

Transfinalización

Rahner era un crítico de la teoría de la sustancia y estaba preocupado por la finalidad de la liturgia. En cambio, propuso cambiar el nombre de la transubstanciación a transfinalización . Sin embargo, esta teoría fue condenada por el Papa Pablo VI en la encíclica Mysterium fidei .

Conciencia de dios

La base de la teología de Rahner es que todos los seres humanos tienen una conciencia latente ("no temática") de Dios en cualquier experiencia de limitación en el conocimiento o libertad como sujetos finitos. Debido a que tal experiencia es la "condición de posibilidad" para el conocimiento y la libertad como tales, Rahner toma prestado el lenguaje de Kant para describir esta experiencia como "trascendental". Este factor experiencial trascendental revela su cercanía al tomismo trascendental de Maréchal.

Tal es el alcance de la idea de Rahner del "conocimiento natural de Dios" -lo que se puede conocer por la razón antes del advenimiento de la revelación "especial" - que sólo se aborda a Dios asintóticamente, en el modo de lo que Rahner llama "misterio absoluto". . Si bien se puede intentar proporcionar pruebas de la existencia de Dios, estas pruebas explícitas se refieren en última instancia a la orientación ineludible hacia el Misterio que constituye, por necesidad trascendental, la naturaleza misma del ser humano.

Dios como misterio absoluto

Rahner a menudo prefiere el término "misterio" al de "Dios". Identifica al Dios del Ser Absoluto como Misterio Absoluto. En el mejor de los casos, la filosofía se acerca a Dios solo de manera asintótica , evocando la pregunta de si los intentos de conocer a Dios son en vano. ¿Puede conectarse la línea entre la asíntota humana y la asíntota del misterio?

En la teología de Rahner, el Misterio Absoluto se revela en la autocomunicación. La Revelación, sin embargo, no resuelve el Misterio; aumenta el conocimiento de la incomprensibilidad de Dios. Las experiencias del misterio de sí mismos llevan a las personas al Misterio Absoluto, "un Misterio siempre siempre mayor". Incluso en el cielo, Dios seguirá siendo un misterio incomprensible.

Homanización y Encarnación

Rahner examina la evolución en su obra Homanisation (1958, rev. 1965). El título representa un término que él mismo acuñó, derivándolo de "hominización", la teoría de los orígenes evolutivos del hombre. El prefacio del libro describe los límites de la teología católica con respecto a la evolución, además de dar un resumen de la enseñanza oficial de la iglesia sobre la teoría. Luego continúa en las siguientes secciones para proponer la "teología fundamental" para dilucidar el trasfondo o fundamento de la enseñanza de la iglesia. En la tercera sección plantea algunas cuestiones filosóficas y teológicas relacionadas con el concepto de devenir, el concepto de causa, la distinción entre espíritu y materia, la unidad de espíritu y materia, el concepto de operación y la creación del alma espiritual. En sus escritos, Rahner no se ocupa simplemente del origen del hombre, sino de su existencia y su futuro, cuestiones que pueden ser de alguna preocupación para la teoría de la evolución. Central para Rahner es la doctrina teológica de la gracia , que para Rahner es un elemento constitutivo de la existencia del hombre, de modo que la gracia es una modificación permanente de la naturaleza humana en un "existencial" sobrenatural, para usar un término de Heidegger . En consecuencia, Rahner duda de la posibilidad real de un estado de naturaleza pura ( natura pura ), que es la existencia humana sin estar involucrado con la gracia. Al tratar la existencia presente del hombre y su futuro como humanos, Rahner afirma que “la plenitud de la existencia humana ocurre al recibir el don de Dios de sí mismo, no solo en la visión beatífica al final de los tiempos, sino presente ahora como semilla en la gracia.

Encarnaciones múltiples

Rahner ha estado abierto a la perspectiva de la inteligencia extraterrestre , la idea de que la evolución cósmica ha producido formas de vida sensibles en otras galaxias . Lógicamente, esto plantea a Rahner algunas cuestiones importantes de importancia filosófica , ética y teológica : argumenta en contra de cualquier prohibición teológica de la noción de vida extraterrestre, al tiempo que separa el significado existencial de tales formas de vida del de los ángeles . Además, Rahner adelanta la posibilidad de múltiples Encarnaciones, pero no profundiza en ella: dada la fuerte orientación cristológica de su teología, no parece probable que se hubiera inclinado por las repeticiones de la Encarnación de Cristo .

Encarnación-gracia

Para Rahner, en el corazón de la doctrina cristiana está la co-realidad de Encarnación-gracia. Encarnación y gracia aparecen como términos técnicos para describir el mensaje central del Evangelio: Dios se ha comunicado. El auto -comunicación de Dios es crucial en vista de Rahner: la gracia no es algo que no sea Dios, no una 'sustancia', celeste, sino Dios mismo. El evento de Jesucristo es, según Rahner, el punto central de la autocomunicación de Dios. Dios, insiste Rahner, no solo se comunica desde afuera ; más bien, la gracia es el elemento constitutivo tanto de la realidad objetiva de la revelación (el Verbo encarnado) como del principio subjetivo de nuestro oído (el Verbo interno y el Espíritu Santo). Para captar la relación entre estos aspectos de la gracia, Rahner se apropia de la terminología heideggeriana de "tematización": la mediación objetiva es la "tematización" explícita de lo que siempre ya se ofrece subjetivamente: la historia de la expresión categórica de la gracia sin, culminando en el evento de Jesucristo, es la manifestación de lo que siempre ya se ofrece a través de lo sobrenatural existencial, que entra en medio de un horizonte trascendental interior .

Modo de gracia

La interpretación particular de Rahner del modo en que la gracia se hace presente es que la gracia es una modificación permanente de la naturaleza humana en un existencial sobrenatural (una frase tomada de Heidegger ). La gracia se percibe a la luz del cristianismo como un elemento constitutivo de la existencia humana. Por esta razón, Rahner niega la posibilidad de un estado de naturaleza pura ( natura pura , existencia humana sin estar involucrado con la gracia), que según él es un contrafáctico.

Lenguaje sobre Dios: univocidad y equívoco

Como otros de su generación, Rahner estaba muy preocupado por refutar el enfoque proposicional de la teología típico de la Contrarreforma . La alternativa que propone es una en la que las declaraciones sobre Dios siempre se refieren a la experiencia original de Dios en el misterio. En este sentido, el lenguaje del ser se predica analógicamente del misterio, en la medida en que el misterio está siempre presente pero no de la misma manera que cualquier objeto posible determinado de la conciencia. Rahner reclamaría a Tomás de Aquino como la influencia más importante en su pensamiento, pero también habló muy bien de Heidegger como "mi maestro", y en sus años de mayor Heidegger solía visitar a Rahner con regularidad en Friburgo.

Algunos han notado que la analogía del ser está muy disminuida en el pensamiento de Rahner. En cambio, afirman, la predicación equívoca domina gran parte del lenguaje de Rahner sobre Dios. A este respecto, la similitud entre él y otros teólogos de inspiración tomista se considera problemática. Otros, sin embargo, identifican la influencia principal de Rahner no en Heidegger sino en los neotomistas de principios del siglo XX, especialmente en los escritos de Joseph Maréchal .

Crítica al cristianismo

Rahner criticó el jesuísismo , a pesar de su respeto declarado por el puesto. El cristianismo tiende a enfocarse estrechamente en la vida de Jesús para imitar, aparte del Dios o la Iglesia cristiana .

Cristología

Si la tarea de la cristología es hacer inteligible la fe cristiana de que Jesús de Nazaret , una persona histórica, es Cristo como el centro de toda la historia humana y la revelación final y plena de Dios a la humanidad, entonces Rahner siente que dentro de "la mentalidad contemporánea que ve el mundo desde un punto de vista evolutivo "la persona de Cristo no debe ser enfatizada en su individualidad única mientras ignora cualquier posibilidad de combinar el evento de Cristo con el proceso de la historia humana en su conjunto. De hecho, parece que hay algunas limitaciones de la fórmula cristológica clásica sugerida por el Concilio de Calcedonia (451 d.C.) que afirma "un Hijo idéntico, nuestro Señor Jesucristo ... perfecto tanto en su divinidad como en su humanidad ... [ con] dos naturalezas sin ninguna mezcla o cambio o división o separación ... unidas en una sola persona ". Además, la fórmula de Calcedonia adopta conceptos filosóficos como naturaleza y unión hipostática que ya no se utilizan para explicar e interpretar experiencias religiosas.

Diagrama de flujo de
cristología que explica las diversas posiciones cristológicas y sus nombres

Así, Rahner introduce la cristología trascendental , que interpreta el acontecimiento y la persona de Cristo en relación con la estructura esencial de la persona humana, reflexionando sobre las condiciones esenciales de todas las experiencias humanas, condiciones que trascienden cualquier tipo particular de experiencia. Sin embargo, uno debe mirar primero las ideas básicas de Rahner sobre la cristología dentro de una visión evolutiva del mundo, que afirma que la fe cristiana ve que todas las cosas en el mundo provienen del mismo origen, Dios. Esto significa que, a pesar de sus diferencias, existe "una similitud interior y una similitud" entre las cosas, lo que forma un solo mundo. Esta similitud se revela más claramente en un ser humano como una forma de unidad de espíritu y materia: sólo en una persona humana el espíritu y la materia pueden experimentarse en su esencia real y en su unidad. Rahner afirma que el espíritu representa el modo de existencia único de una sola persona cuando esa persona se vuelve consciente de sí misma y siempre está orientada hacia el incomprensible Misterio llamado Dios. Sin embargo, es sólo en la libre aceptación por parte del sujeto de este misterio y en su impredecible disposición del sujeto que la persona puede emprender genuinamente este proceso de retorno a sí mismo. Por el contrario, la materia es la condición que hace que el ser humano se aleje de sí mismo hacia otros objetos del mundo y posibilita una intercomunicación inmediata con otras criaturas espirituales en el tiempo y el espacio. Incluso si hay una diferencia esencial entre espíritu y materia, eso no se entiende como una oposición esencial: la relación entre los dos se puede decir como "la naturaleza intrínseca de la materia para desarrollarse hacia el espíritu". Este tipo de devenir de la materia al espíritu puede denominarse autotrascendencia que "sólo puede entenderse que tiene lugar por el poder de la plenitud absoluta del ser": la visión evolutiva del mundo nos permite considerar que la humanidad no es más que el última etapa de la autotrascendencia de la materia.

La fe cristiana y la autocomunicación de Dios

Según Rahner, la fe cristiana afirma que el cosmos alcanza su realización final cuando recibe la autocomunicación inmediata de su propio terreno en las criaturas espirituales que son su meta y su punto culminante. Rahner afirma además que la autocomunicación de Dios al mundo es la meta final del mundo y que el proceso de autotrascendencia hace que el mundo ya esté dirigido hacia esta autocomunicación y su aceptación por el mundo. En consecuencia, y explicando el lugar de Cristo en todo este proceso de autotrascendencia del mundo, Rahner dice que tiene que ver con el proceso de intercomunicación de los sujetos espirituales, porque de lo contrario no hay forma de retener la unidad de los sujetos espirituales. el mismo proceso. La autocomunicación de Dios se da a los sujetos cósmicos que tienen libertad para aceptarla o rechazarla y que tienen intercomunicación con otros existentes. Tiene lugar sólo si los sujetos la aceptan libremente, y sólo entonces forma una historia común en el sentido de que "se dirige a todos los hombres en su intercomunicación" y luego "se dirige a los demás como una llamada a su libertad". En este sentido, Rahner afirma que "la autocomunicación de Dios debe tener un comienzo permanente y en este comienzo una garantía de que se ha realizado, una garantía por la cual puede reclamar con razón una decisión libre de aceptar esta autocomunicación divina". Dentro de este esquema, el salvador se refiere a un personaje histórico "que significa el comienzo de la autocomunicación absoluta de Dios que avanza hacia su meta, ese comienzo que indica que esta autocomunicación para todos ha tenido lugar de manera irrevocable y ha sido victoriosa". inaugurado". La unión hipostática , por lo tanto, ocurre en un momento intrínseco cuando se encuentran la autocomunicación de Dios y su aceptación por parte de esa persona, y esta unión está abierta a todas las criaturas espirituales con el otorgamiento de la gracia . Para que se cumpla, este evento debe tener "una tangibilidad concreta en la historia".

Cristología trascendental y mediación

Si se examina entonces la cristología trascendental de Rahner , se puede ver que "presupone una comprensión de la relación de condicionamiento mutuo y mediación en la existencia humana entre lo que es trascendentalmente necesario y lo que es concreta y contingentemente histórico". Es una especie de relación entre los dos elementos de tal manera que "el elemento trascendental es siempre una condición intrínseca del elemento histórico en el yo histórico" mientras que "a pesar de estar libremente postulado, el elemento histórico co-determina la existencia en un sentido absoluto ". La cristología trascendental es "las experiencias que el hombre tiene siempre e ineludiblemente". Los seres humanos fueron creados para trascender libremente a sí mismos ya los objetos del mundo, hacia el incomprensible Misterio llamado Dios; las limitaciones de la situación humana hacen que el ser humano tenga la esperanza de que el pleno sentido de la humanidad y la unidad de todo en el mundo se cumpla con la entrega de Dios. Además, la autocomunicación de Dios y la esperanza humana en ella deben estar "mediatizadas históricamente" por "la unidad de la trascendentalidad y la historicidad en la existencia humana": la esperanza humana busca en la historia su salvación de Dios que "se vuelve final e irreversible, y es el final en un sentido 'escatológico' ". En este punto Rahner propone dos posibilidades de salvación humana, es decir, como "realización en un sentido absoluto" que significa el establecimiento del Reino de Dios en la tierra, o como "un acontecimiento histórico dentro de la historia". El evento de la salvación humana por el amor de Dios debe ser el evento de una persona humana, porque el amor salvífico de Dios solo puede ser efectivo en la historia cuando una persona acepta libremente su amor, lo entrega todo a Dios en la muerte y en la muerte es aceptado. por Dios. Rahner afirma significativamente que el carácter del salvador es ejemplar y absoluto: dada la unidad del mundo y de la historia desde el punto de vista tanto de Dios como del mundo, tal destino "individual" tiene un significado "ejemplar" para el mundo como entero. Un hombre así con este destino es lo que se entiende por "salvador absoluto".

Salvador y unión hipostática

Rahner cree que el salvador descrito por su cristología trascendental no es diferente del presentado por las clásicas formulaciones cristológicas de Calcedonia , que usaban un concepto de unión hipostática para reclamar a Jesús como el Cristo. En consecuencia, procede a articular el significado de la unión hipostática . La cuestión es cómo entender el significado de "ser humano": Rahner entiende la frase "se hizo hombre" como asumir una naturaleza humana individual como la propia de Dios, y enfatiza "el auto-vaciamiento de Dios, su devenir, la kénosis y génesis de Dios mismo ". Dios "asume creando" y también "crea asumiendo", es decir, crea vaciándose, y por tanto, por supuesto, él mismo está en el vaciamiento. Crea la realidad humana por el mismo hecho de que la asume como propia. El acto de crear mediante el vaciamiento de Dios pertenece al poder y la libertad de Dios como el Uno absoluto y al amor generoso de Dios expresado en las Escrituras. Por lo tanto, es legítimo que Rahner afirmar que Dios "que no está sujeto a cambio en sí mismo puede él mismo estar sujetas a cambio en algo más". Esto es lo que nos enseña la doctrina de la Encarnación: "en ya pesar de su inmutabilidad puede llegar a ser verdaderamente algo: él mismo, él en el tiempo".

Según Rahner, los seres humanos están creados para orientarse hacia el incomprensible Misterio llamado Dios. Sin embargo, esta orientación humana hacia el Misterio sólo puede comprenderse plenamente si nosotros, como seres humanos, elegimos libremente ser captados por el Uno incomprensible: si Dios asume la naturaleza humana como la propia realidad de Dios con la oferta irrevocable de Dios de la autocomunicación de Dios, y una persona libremente. La acepta, la persona se une a Dios, llegando al punto mismo hacia el que la humanidad se dirige siempre en virtud de su esencia, un Dios-Hombre que se realiza plenamente en la persona de Jesús de Nazaret reivindicada por la fe cristiana. En este sentido, Rahner ve la encarnación de Dios como "la instancia única y suprema de la actualización de la esencia de la realidad humana".

Dios-hombre en la historia

Para responder a la pregunta de cómo encontramos a un Dios-Hombre en la historia, Rahner emplea un enfoque histórico de la cristología al examinar la historia de la vida y muerte de Jesús de Nazaret y propone dos tesis de antemano: 1) la fe cristiana requiere una base histórica; y 2) considerando la posibilidad de una diferencia significativa entre quién es la persona y la medida en que esa persona verbaliza o expresa su identidad, es posible tanto decir que "la autocomprensión del Jesús anterior a la resurrección no puede contradecirse en un contexto histórico. sentir la comprensión cristiana de su persona y su significado salvífico ", y afirmar que su autocomprensión puede no coincidir con el contenido de la fe cristológica.

Para establecer las bases de la fe cristiana, Rahner afirma que dos puntos deben probarse como históricamente creíbles: primero, que Jesús se vio a sí mismo "como el profeta escatológico, como el salvador absoluto y definitivo", y segundo, que la resurrección de Jesús es el autocomunicación absoluta de Dios. Hay varios elementos históricos sobre la identidad de Jesús como judío y "reformador radical": su comportamiento drástico en solidaridad con los marginados sociales y religiosos basado en su fe en Dios, su predicación esencial "como un llamado a la conversión", sus discípulos reunidos, su esperanza en la conversión de los demás, su aceptación de la muerte en la cruz "como consecuencia inevitable de la fidelidad a su misión".

Muerte y resurrección

Rahner afirma que la muerte y la resurrección de Jesús son dos aspectos de un solo evento que no debe separarse, aunque la resurrección no es un evento histórico en un tiempo y lugar como la muerte de Jesús. Lo que ofrece la Escritura son encuentros poderosos en los que los discípulos llegan a experimentar el espíritu del Señor Jesús resucitado entre ellos, provocando una fe de resurrección de los discípulos como "un hecho único". La resurrección no es un regreso a la vida en la esfera temporal, sino el sello de Dios Padre sobre todo lo que Jesús defendió y predicó en su vida anterior a la Pascua. "Por la resurrección de Jesús ... se reivindicó como el salvador absoluto" por Dios: que significa "esta muerte como entró en la obediencia libre y como la entrega de la vida por completo a Dios, llega a plenitud y se convierte históricamente tangible para nosotros sólo en la resurrección" . Así, en la resurrección, la vida y la muerte de Jesús se entienden como "la causa de la voluntad salvífica de Dios" y abren la puerta a nuestra salvación : "somos salvos porque este hombre que es uno de nosotros ha sido salvado por Dios, y Dios ha hecho así presente su voluntad salvífica en el mundo histórica, real e irrevocablemente ". En este sentido, Jesús de Nazaret se convierte en un Dios-Hombre, el salvador absoluto.

Cristianismo anónimo

El cristianismo anónimo es el concepto teológico que declara que las personas que nunca han escuchado el evangelio cristiano pueden ser salvas a través de Cristo .

La inspiración para esta idea proviene a veces de la Lumen gentium del Concilio Vaticano II , que enseña que "aquellos que, por causas ajenas a ellos mismos, no conocen el Evangelio de Cristo o su Iglesia, pero que, sin embargo, buscan a Dios con un corazón sincero y movidos por gracia, intenten en sus acciones hacer su voluntad tal como la conocen a través de los dictados de su conciencia; esos también pueden lograr la salvación eterna ".

El desarrollo de Rahner de la idea precedió al concilio y se volvió más insistente después de recibir su formulación conciliar. Los no cristianos podrían haber "aceptado en [su] orientación básica y decisión fundamental", escribió Rahner, "la gracia salvífica de Dios, a través de Cristo, aunque [ellos] nunca hayan oído hablar de la revelación cristiana". Sus escritos sobre el tema estaban relacionados de alguna manera con sus puntos de vista sobre el modo de la gracia.

Religiones no cristianas

La cristología trascendental de Rahner abre otro horizonte que comprende las religiones no cristianas, como la voluntad salvífica universal de Dios en Cristo se extiende a los no cristianos: dado que Cristo es el salvador de todos los hombres, la salvación de los no cristianos sólo llega a través de Cristo ( cristianos anónimos ). Igual de importante, es posible decir que los cristianos pueden aprender de otras religiones o del humanismo ateo porque la gracia de Dios está y puede ser operativa en ellos. La presencia de Cristo en otras religiones opera en ya través de su Espíritu y los no cristianos responden a la gracia de Dios a través de "la cristología irreflexiva y 'escrutadora'" (búsqueda de la "memoria" del salvador absoluto) presente en el corazón de todas las personas. . Se involucran tres actitudes específicas: 1) un amor absoluto hacia el prójimo; 2) una actitud de preparación para la muerte; y 3) una actitud de esperanza para el futuro. Al practicarlos, la persona actúa y responde a la gracia de Dios que se manifestó plenamente en la vida de Jesús.

Bibliografía seleccionada

Una bibliografía completa está disponible en [2].

  • 1954-1984 . Schriften zur Theologie . 16 volúmenes. Einsiedeln: Benziger Verlag.
  • 1965 . Homanización . Traducido por WJ O'Hara. Alemania Occidental: Herder KG
  • 1968 . Espíritu en el mundo . Edición revisada de JB Metz. Traducido por William V. Dych. (Traducción de Geist im Welt: Zur Metaphisik der endlichen Erkenntnis bei Thomas von Aquin . Innsbruck: Verlag Felizian Rauch, 1939; 2ª ed. Revisado por JB Metz. München: Kösel-Verlag, 1957) Nueva York: Herder y Herder.
  • 1969 . Oidores de la Palabra . Edición revisada de JB Metz. Traducido por Michael Richards. (Traducción de Hörer des Wortes: Zur Grundlegung einer Religionsphilosophie . München: Verlag Kösel-Pustet, 1941) Nueva York: Herder y Herder.
  • 1970 . La Trinidad . Traducido por Joseph Donceel. Nueva York: Herder and Herder.
  • 1978, 1987 . Fundamentos de la fe cristiana: una introducción a la idea del cristianismo . Traducido por William V. Dych. (Traducción de Grundkurs des Glaubens: Einführung in den Begriff des Christentums . Friburgo: Verlag Herder, 1976) Nueva York: The Seabury Press; Nueva York: Crossroad.
  • 1985 . Recuerdo . Nueva York: Crossroad.
  • 1990 . Faith in a Winter Season: Conversaciones y entrevistas con Karl Rahner en los últimos años de su vida , con Paul Imhof & Hubert Biallowons, eds. Nueva York: Crossroad.
  • 1993 . Contenido de la fe: lo mejor de los escritos teológicos de Karl Rahner . Nueva York: Crossroad.

Ver también

Notas

Referencias

Trabajos citados

Otras lecturas

  • Burke, Patrick (2002). Reinterpretando a Rahner: un estudio crítico de sus principales temas . Prensa de la Universidad de Fordham.
  • Carr, Anne (1977). El método teológico de Karl Rahner . Scholars Press.
  • Egan, Harvey J. (1998). Karl Rahner: místico de la vida cotidiana . Cruce de caminos.
  • Endean, Philip (2001). Karl Rahner y la espiritualidad ignaciana . Oxford.
  • Fischer, Mark F. (2005). Los fundamentos de Karl Rahner . Cruce de caminos.
  • Hussey, M. Edmund (2012). La idea del cristianismo: una breve introducción a la teología de Karl Rahner . ASIN   B00A3DMVYM .
  • Kelly, Geffrey B., ed. (1992). Karl Rahner: teólogo de la búsqueda de la gracia del significado . Fortress Press.
  • Kilby, Karen (2007). Una breve introducción a Karl Rahner . Cruce de caminos.
  • Kress, Robert (1982). Un manual de Rahner . John Knox Press.
  • Sheehan, Thomas (1987). Karl Rahner: Los fundamentos filosóficos . Athens, Ohio: Prensa de la Universidad de Ohio.
  • Tillich, Paul (1950). Teología sistemática. Volumen I: Razón y Revelación: Ser y Dios . Prensa de la Universidad de Chicago.
  • Woodward, Guy (sin fecha). "Karl Rahner (1904-1984)" . Enciclopedia de Filosofía de Internet . ISSN   2161-0002 . Consultado el 23 de octubre de 2017 .

enlaces externos