Técnica de doce tonos - Twelve-tone technique

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Schoenberg, inventor de la técnica de doce tonos

La técnica de doce tonos, también conocida como dodecafonía , serialismo de doce tonos y (en el uso británico) composición de doce notas, es un método de composición musical ideado por primera vez por el compositor austriaco Josef Matthias Hauer , quien publicó su "ley de los doce tonos "en 1919. En 1923, Arnold Schoenberg (1874-1951) desarrolló su propia y más conocida versión de la técnica de 12 tonos, que se asoció con los compositores de la" Segunda Escuela Viena ", que fueron los principales usuarios de la técnica en las primeras décadas de su existencia. La técnica es un medio para asegurar que las 12 notas de la escala cromática suenen con la misma frecuencia que las otras en una pieza musical, evitando el énfasis de una nota mediante el uso de filas de tonos , ordenando las 12 clases de tonos . Por tanto, las 12 notas reciben una importancia más o menos igual, y la música evita estar en una clave . Con el tiempo, la técnica aumentó enormemente en popularidad y, finalmente, tuvo una gran influencia en los compositores del siglo XX. Muchos compositores importantes que originalmente no se habían suscrito o se habían opuesto activamente a la técnica, como Aaron Copland e Igor Stravinsky , finalmente la adoptaron en su música.

El propio Schoenberg describió el sistema como un "método de composición con doce tonos que están relacionados sólo entre sí". Comúnmente se considera una forma de serialismo .

El compatriota de Schoenberg y Hauer contemporáneo también desarrolló un sistema similar usando hexacordes o tropos desordenados, pero sin conexión con la técnica de doce tonos de Schoenberg. Otros compositores han creado un uso sistemático de la escala cromática, pero el método de Schoenberg se considera histórica y estéticamente más significativo.

Historia de uso

Aunque la mayoría de las fuentes dirán que fue inventado por el compositor austríaco Arnold Schoenberg en 1921 y que se describió por primera vez en privado a sus asociados en 1923, de hecho, Josef Matthias Hauer publicó su "ley de los doce tonos" en 1919, requiriendo que las doce notas cromáticas suenen antes. se repite cualquier nota. El método fue utilizado durante los siguientes veinte años casi exclusivamente por los compositores de la Segunda Escuela de Viena : Alban Berg , Anton Webern y el propio Schoenberg.

La técnica de los doce tonos fue precedida por piezas atonales "libremente" de 1908-1923 que, aunque "libres", a menudo tienen como "elemento integrador ... una diminuta celda interválica " que, además de la expansión, puede transformarse como con un tono. fila, y en la que las notas individuales pueden "funcionar como elementos fundamentales, para permitir declaraciones superpuestas de una celda básica o la vinculación de dos o más celdas básicas". La técnica de doce tonos también fue precedida por una "composición en serie no dodecafónica" utilizada independientemente en las obras de Alexander Scriabin , Igor Stravinsky , Béla Bartók , Carl Ruggles y otros. Oliver Neighbour sostiene que Bartók fue "el primer compositor en utilizar un grupo de doce notas conscientemente con un propósito estructural", en 1908 con la tercera de sus catorce bagatellas. "Esencialmente, Schoenberg y Hauer sistematizaron y definieron para sus propios propósitos dodecafónicos una característica técnica omnipresente de la práctica musical 'moderna', el ostinato ". Además, John Covach argumenta que la distinción estricta entre los dos, enfatizada por autores como Perle, está exagerada:

La distinción que se hace a menudo entre Hauer y la escuela de Schoenberg, que la música del primero se basa en hexacordes desordenados, mientras que la del segundo se basa en una serie ordenada, es falsa: si bien escribió piezas que podrían considerarse "piezas tropos", muchos de la música de doce tonos de Hauer emplea una serie ordenada.

El "orden estricto" de la Segunda escuela vienesa, por otro lado, "se vio inevitablemente atenuado por consideraciones prácticas: trabajaron sobre la base de una interacción entre colecciones de tonos ordenadas y desordenadas".

Rudolph Reti , uno de los primeros proponentes, dice: "Reemplazar una fuerza estructural (tonalidad) por otra (mayor unidad temática) es de hecho la idea fundamental detrás de la técnica de doce tonos", argumentando que surgió de las frustraciones de Schoenberg con la atonalidad libre, proporcionando una "premisa positiva" para la atonalidad. En el gran avance de Hauer, Nomos , op. 19 (1919) usó secciones de doce tonos para marcar grandes divisiones formales, como con las cinco declaraciones iniciales de la misma serie de doce tonos, expresadas en grupos de cinco notas formando doce frases de cinco notas.

La idea de Schoenberg al desarrollar la técnica era que "reemplazara las diferenciaciones estructurales proporcionadas anteriormente por las armonías tonales ". Como tal, la música de doce tonos suele ser atonal y trata cada uno de los 12 semitonos de la escala cromática con la misma importancia, a diferencia de la música clásica anterior que había tratado algunas notas como más importantes que otras (en particular, la tónica y la nota dominante). ).

La técnica se volvió ampliamente utilizada en los años cincuenta, retomada por compositores como Milton Babbitt , Luciano Berio , Pierre Boulez , Luigi Dallapiccola , Ernst Krenek , Riccardo Malipiero y, tras la muerte de Schoenberg, Igor Stravinsky . Algunos de estos compositores ampliaron la técnica para controlar aspectos distintos a los tonos de las notas (como la duración, el método de ataque, etc.), produciendo así música en serie . Algunos incluso sometieron todos los elementos de la música al proceso en serie.

Charles Wuorinen dijo en una entrevista de 1962 que si bien "la mayoría de los europeos dicen que han 'ido más allá' y 'agotado' el sistema de doce tonos", en Estados Unidos, "el sistema de doce tonos ha sido cuidadosamente estudiado y generalizado en un edificio más impresionante que cualquier otro conocido hasta ahora ".

El compositor estadounidense Scott Bradley , mejor conocido por sus partituras musicales para trabajos como Tom & Jerry y Droopy Dog , utilizó la técnica de 12 tonos en su trabajo. Bradley describió su uso así:

El Sistema de Doce Tonos proporciona las progresiones "fuera de este mundo" tan necesarias para subrayar las situaciones fantásticas e increíbles que contienen los dibujos animados actuales.

Un ejemplo del uso de Bradley de la técnica para transmitir la tensión del edificio se encuentra en el corto de Tom y Jerry " Puttin 'on the Dog ", de 1953. En una escena en la que el ratón, con una máscara de perro, corre a través de un patio de perros "en disfraz ", una escala cromática representa tanto los movimientos del ratón, como el acercamiento de un perro sospechoso, reflejado octavas más bajas. Aparte de su trabajo en partituras de dibujos animados, Bradley también compuso poemas tonales que se interpretaron en concierto en California.

El guitarrista de rock Ron Jarzombek usó un sistema de doce tonos para componer la obra extendida de Blotted Science , The Animation of Entomology . Puso las notas en un reloj y las reorganizó para usarlas una al lado de la otra o consecutivas. Llamó a su método "Doce tonos en filas fragmentadas".

Fila de tono

La base de la técnica de los doce tonos es la fila de tonos , una disposición ordenada de las doce notas de la escala cromática (las doce clases de tonos templados iguales ). Hay cuatro postulados o condiciones previas a la técnica que se aplican a la fila (también llamada conjunto o serie ), en la que se basa una obra o sección:

  1. La fila es un orden específico de las doce notas de la escala cromática (sin tener en cuenta la ubicación de la octava ).
  2. No se repite ninguna nota dentro de la fila.
  3. La fila puede estar sujeta a transformaciones que conservan el intervalo , es decir, puede aparecer en inversión (denotada I), retrógrada (R) o retrógrada-inversión (RI), además de su forma "original" o prima (P) .
  4. La fila en cualquiera de sus cuatro transformaciones puede comenzar en cualquier grado de la escala cromática; en otras palabras, puede transponerse libremente . (La transposición es una transformación que conserva el intervalo, esto ya está cubierto técnicamente por 3.) Las transposiciones se indican con un número entero entre 0 y 11 que denota el número de semitonos: así, si la forma original de la fila se denota P 0 , entonces P 1 denota su transposición hacia arriba en un semitono (de manera similar, I 1 es una transposición hacia arriba de la forma invertida, R 1 de la forma retrógrada y RI 1 de la forma retrógrada-invertida).

(En el sistema de Hauer, el postulado 3 no se aplica).

Una transformación particular (prima, inversión, retrógrada, retrógrada-inversión) junto con una elección de nivel de transposición se denomina forma de conjunto o forma de fila . Por tanto, cada fila tiene hasta 48 formas de fila diferentes. (Algunas filas tienen menos debido a la simetría ; consulte las secciones sobre filas derivadas e invariancia a continuación).

Ejemplo

Suponga que la forma prima de la fila es la siguiente:

B, B ♭, G, C♯, E ♭, C, D, A, F♯, E, A ♭, F

Entonces el retrógrado es la forma principal en orden inverso:

F, A ♭, E, F♯, A, D, C, E ♭, C♯, G, B ♭, B

La inversión es la forma prima con los intervalos invertidos (de modo que una tercera menor ascendente se convierte en una tercera menor descendente, o equivalentemente, una sexta mayor ascendente ):

B, C, E ♭, A, G, B ♭, A ♭, C♯, E, F♯, D, F

Y la inversión retrógrada es la fila invertida en retrógrada:

F, D, F♯, E, C♯, A ♭, B ♭, G, A, E ♭, C, B

P, R, I y RI pueden iniciarse cada uno en cualquiera de las doce notas de la escala cromática , lo que significa que se pueden utilizar 47 permutaciones de la fila de tonos inicial, lo que da un máximo de 48 filas de tonos posibles. Sin embargo, no todas las series primas producirán tantas variaciones porque las transformaciones transpuestas pueden ser idénticas entre sí. Esto se conoce como invariancia . Un caso simple es la escala cromática ascendente, cuya inversión retrógrada es idéntica a la forma prima, y ​​la retrógrada es idéntica a la inversión (por lo tanto, solo están disponibles 24 formas de esta fila de tonos).

Formas primarias, retrógradas, invertidas y retrógradas-invertidas de la escala cromática ascendente. P y RI son iguales (dentro de la transposición), al igual que R e I.

En el ejemplo anterior, como es típico, la inversión retrógrada contiene tres puntos donde la secuencia de dos tonos es idéntica a la fila principal. Por tanto, el poder generador de incluso las transformaciones más básicas es impredecible e inevitable. El desarrollo de la motivación puede ser impulsado por tal consistencia interna.

Aplicación en composición

Tenga en cuenta que las reglas 1 a 4 anteriores se aplican a la construcción de la fila en sí, y no a la interpretación de la fila en la composición. (Así, por ejemplo, el postulado 2 no significa, contrariamente a la creencia común, que ninguna nota en una obra de doce tonos pueda repetirse hasta que se hayan sonado las doce). Mientras que una fila puede expresarse literalmente en la superficie como material temático , no tiene por qué serlo y, en cambio, puede gobernar la estructura de tono de la obra de formas más abstractas. Incluso cuando la técnica se aplica de la manera más literal, con una pieza que consta de una secuencia de enunciados de formas de filas, estos enunciados pueden aparecer consecutivamente, simultáneamente o pueden superponerse, dando lugar a la armonía .

La apertura comentada de Schoenberg de su Quinteto de viento Op. 26 muestra la distribución de los tonos de la fila entre las voces y el equilibrio entre los hexacordes, 1–6 y 7–12, en la voz principal y el acompañamiento.

No hace falta decir que el compositor puede elegir libremente las duraciones, la dinámica y otros aspectos de la música además del tono, y tampoco hay reglas generales sobre qué filas de tonos deben usarse en qué momento (más allá de que todos se deriven del tono principal serie, como ya se explicó). Sin embargo, los compositores individuales han construido sistemas más detallados en los que asuntos como estos también se rigen por reglas sistemáticas (ver serialismo ).

Propiedades de las transformaciones

La fila de tonos elegida como base de la pieza se denomina serie principal (P). Sin transponer, se anota como P 0 . Dadas las doce clases de tono de la escala cromática, hay 12 filas de tonos factoriales (479,001,600), aunque esto es mucho más alto que el número de filas de tonos únicos (después de tener en cuenta las transformaciones). Hay 9,985,920 clases de filas de doce tonos hasta la equivalencia (donde dos filas son equivalentes si una es una transformación de la otra).

Las apariencias de P se pueden transformar del original de tres formas básicas:

Las diversas transformaciones se pueden combinar. Estos dan lugar a un conjunto-complejo de cuarenta y ocho formas del conjunto, 12 transposiciones de las cuatro formas básicas: P, R, I, RI. La combinación de las transformaciones retrógrada e inversora se conoce como inversión retrógrada ( RI ).

RI es: RI de P, R de yo, y yo de R.
R es: R de P, RI de yo, y yo de RI.
Yo es: Yo de P, RI de R, y R de RI.
P es: R de R, Yo de yo y RI de RI.

por lo tanto, cada celda de la siguiente tabla enumera el resultado de las transformaciones, un grupo de cuatro , en sus encabezados de fila y columna:

PAG: RHODE ISLAND: R: I:
RHODE ISLAND: PAG I R
R: I PAG Rhode Island
I: R Rhode Island PAG

Sin embargo, solo hay unos pocos números por los que uno puede multiplicar una fila y aún así terminar con doce tonos. (La multiplicación, en cualquier caso, no preserva el intervalo).

Derivación

La derivación consiste en transformar segmentos de la cromática completa, menos de 12 clases de tono, para producir un conjunto completo, más comúnmente usando tricordios, tetracordes y hexacordes. Se puede generar un conjunto derivado eligiendo las transformaciones apropiadas de cualquier tricordio excepto 0,3,6, la tríada disminuida . También se puede generar un conjunto derivado a partir de cualquier tetracordio que excluya la clase de intervalo 4, un tercio mayor , entre dos elementos cualesquiera. Lo contrario, la partición , utiliza métodos para crear segmentos a partir de conjuntos, con mayor frecuencia a través de la diferencia de registro .

Combinatoria

La combinatoria es un efecto secundario de las filas derivadas en las que se combinan diferentes segmentos o conjuntos de modo que el contenido de la clase de tono del resultado cumpla con ciertos criterios, generalmente la combinación de hexacordes que completan el cromático completo.

Invariancia

Las formaciones invariantes también son el efecto secundario de filas derivadas donde un segmento de un conjunto permanece similar o igual bajo transformación. Estos pueden utilizarse como "pivotes" entre formas de conjuntos, a veces utilizados por Anton Webern y Arnold Schoenberg .

La invariancia se define como las "propiedades de un conjunto que se conservan en [cualquier] operación, así como las relaciones entre un conjunto y el conjunto transformado operacionalmente que son inherentes a la operación", una definición muy cercana a la de la matemática. invariancia . George Perle describe su uso como "pivotes" o formas no tonales de enfatizar ciertos tonos . Las filas invariantes también son combinatorias y derivadas .

Partición cruzada

Agregados que abarcan varias formas de conjuntos locales en Von Heute auf Morgen de Schoenberg .

Una partición cruzada es una técnica a menudo monofónica u homofónica que "organiza las clases de tono de un agregado (o una fila) en un diseño rectangular", en el que las columnas verticales (armonías) del rectángulo se derivan de los segmentos adyacentes del la fila y las columnas horizontales (melodías) no lo son (y por lo tanto pueden contener no adyacencias).

Por ejemplo, el diseño de todas las posibles particiones cruzadas 'pares' es el siguiente:

62 43 34 26
**  ***  ****  ******
**  ***  ****  ******
**  ***  ****
**  ***
**
**

Una posible realización entre muchas para los números de orden de la partición cruzada 3 4 , y una variación de eso, son:

0 3 6 9 0 5 6 e
1 4 7 t 2 3 7 t
2 5 8 e 1 4 8 9

Por lo tanto, si la fila de tono de uno fuera 0 e 7 4 2 9 3 8 t 1 5 6, las particiones cruzadas de uno desde arriba serían:

0 4 3 1 0 9 3 6
e 2 8 5 7 4 8 5
7 9 t 6 e 2 t 1

Las particiones cruzadas se utilizan en la op. 33a Klavierstück y también de Berg, pero Dallapicolla los usó más que cualquier otro compositor.

Otro

En la práctica, las "reglas" de la técnica de doce tonos han sido dobladas y violadas muchas veces, sobre todo por el propio Schoenberg. Por ejemplo, en algunas piezas se pueden escuchar dos o más filas de tonos progresando a la vez, o puede haber partes de una composición que se escriben libremente, sin recurrir en absoluto a la técnica de doce tonos. Las derivaciones o variaciones pueden producir música en la que:

  • Se usa el cromático completo y circula constantemente, pero se ignoran los dispositivos permutacionales.
  • Se utilizan dispositivos permutacionales, pero no en el cromatismo completo.

Además, algunos compositores, incluido Stravinsky, han utilizado la permutación cíclica , o rotación, en la que la fila se toma en orden pero con una nota inicial diferente. Stravinsky también prefirió la forma inversa-retrógrada , en lugar de la retrógrada-inversa, tratando a la primera como la forma predominantemente composicional "no transpuesta".

Aunque por lo general es atonal, la música de doce tonos no tiene por qué serlo: varias piezas de Berg, por ejemplo, tienen elementos tonales.

Una de las composiciones de doce notas más conocidas es Variaciones para orquesta de Arnold Schoenberg . "Silencio", en Leonard Bernstein 's Candide , satiriza el método por usarlo para una canción sobre el aburrimiento, y Benjamin Britten utilizaron una fila de doce tonos, un 'tema de seriale con fuga' -en su Cantata Academica: Carmen Basiliense (1959 ) como emblema del academicismo.

La práctica madura de Schoenberg

Diez rasgos de la práctica madura de los doce tonos de Schoenberg son característicos, interdependientes e interactivos:

  1. Hexachordal inversional combinatoriality
  2. Agregados
  3. Presentación de conjunto lineal
  4. Fraccionamiento
  5. Partición isomórfica
  6. Invariantes
  7. Niveles hexacordales
  8. Armonía , "consistente y derivada de las propiedades del conjunto referencial"
  9. Medidor , establecido a través de "características relacionales de tono"
  10. Presentaciones de conjuntos multidimensionales .

Ver también

Referencias

Notas

Fuentes

  • Alegant, Brian. 2010. La música de doce tonos de Luigi Dallapiccola . Eastman Studies in Music 76. Rochester, NY: University of Rochester Press. ISBN   978-1-58046-325-6 .
  • Babbitt, Milton. 1960. "Invariantes de doce tonos como determinantes composicionales". Musical Quarterly 46, núm. 2, Número especial: Problemas de la música moderna: Seminario de Princeton sobre estudios musicales avanzados (abril): 246–59. doi : 10.1093 / mq / XLVI.2.246 . JSTOR   740374 (se requiere suscripción) .
  • Babbitt, Milton. 1961. "Establecer la estructura como determinante composicional". Revista de teoría musical 5, no. 1 (primavera): 72–94. JSTOR   842871 (requiere suscripción) .
  • Benson, Dave. 2007 Música: una oferta matemática . Cambridge y Nueva York: Cambridge University Press. ISBN   978-0-521-85387-3 .
  • Brett, Philip. "Britten, Benjamin." Grove Music Online ed. L. Macy (consultado el 8 de enero de 2007), http://www.grovemusic.com .
  • Chase, Gilbert. 1987. America's Music: From the Pilgrims to the Present , tercera edición revisada. Música en la vida estadounidense. Urbana: Prensa de la Universidad de Illinois. ISBN   0-252-00454-X (tela); ISBN   0-252-06275-2 (pbk).
  • Haimo, Ethan. 1990. Odisea en serie de Schoenberg: La evolución de su método de doce tonos, 1914-1928 . Oxford [Inglaterra] Clarendon Press; Nueva York: Oxford University Press ISBN   0-19-315260-6 .
  • Hill, Richard S. 1936. "Tone-Rows de Schoenberg y el sistema tonal del futuro". Musical Quarterly 22, no. 1 (enero): 14–37. doi : 10.1093 / mq / XXII.1.14 . JSTOR   739013 (requiere suscripción) .
  • Lansky, Paul, George Perle y Dave Headlam. 2001. "Composición de doce notas". The New Grove Dictionary of Music and Musicians , segunda edición, editado por Stanley Sadie y John Tyrrell. Londres: Macmillan Publishers.
  • Leeuw, Ton de . 2005. Música del siglo XX: un estudio de sus elementos y estructura , traducido del holandés por Stephen Taylor. Ámsterdam: Amsterdam University Press. ISBN   90-5356-765-8 . Traducción de Muziek van de twintigste eeuw: een onderzoek naar haar elementen en structuur . Utrecht: Oosthoek, 1964. Tercera impresión, Utrecht: Bohn, Scheltema & Holkema, 1977. ISBN   90-313-0244-9 .
  • Loy, D. Gareth, 2007. Musimathics: The Mathematical Foundations of Music , vol. 1. Cambridge, Mass. Y Londres: MIT Press. ISBN   978-0-262-12282-5 .
  • Vecino, Oliver. 1954. "La evolución de la música de doce notas". Actas de la Royal Musical Association , volumen 81, número 1: 49–61. doi : 10.1093 / jrma / 81.1.49
  • Perle, George. 1977. Composición en serie y atonalidad: una introducción a la música de Schoenberg, Berg y Webern , cuarta edición, revisada. Berkeley, Los Ángeles y Londres: University of California Press. ISBN   0-520-03395-7
  • Perle, George. 1991. Composición en serie y atonalidad: una introducción a la música de Schoenberg, Berg y Webern , sexta edición, revisada. Berkeley: Prensa de la Universidad de California. ISBN   978-0-520-07430-9 .
  • Reti, Rudolph. 1958. Tonalidad, atonalidad, pantonalidad: un estudio de algunas tendencias en la música del siglo XX . Westport, Connecticut: Greenwood Press. ISBN   0-313-20478-0 .
  • Rufer, Josef. 1954. Composición con doce notas relacionadas sólo entre sí , traducida por Humphrey Searle . Nueva York: The Macmillan Company. (Ed. Original en alemán, 1952)
  • Schoenberg, Arnold. 1975. Style and Idea , editado por Leonard Stein con traducciones de Leo Black. Berkeley y Los Ángeles: University of California Press. ISBN   0-520-05294-3 .
    • 207-08 "Composición en doce tonos (1923)"
    • 214–45 "Composición con doce tonos (1) (1941)"
    • 245–49 "Composición con doce tonos (2) (c. 1948)"
  • Salomón, Larry. 1973. "Nuevas transformaciones simétricas". Perspectivas de la nueva música 11, no. 2 (Primavera-Verano): 257–64. JSTOR   832323 (requiere suscripción) .
  • Espías, Claudio. 1965. "Notas sobre Abraham e Isaac de Stravinsky ". Perspectivas de la nueva música 3, no. 2 (Primavera-Verano): 104–26. JSTOR   832508 (requiere suscripción) .
  • Whittall, Arnold. 2008. Introducción al serialismo de Cambridge . Introducciones de Cambridge a la música. Nueva York: Cambridge University Press. ISBN   978-0-521-86341-4 (tela) ISBN   978-0-521-68200-8 (pbk).

Otras lecturas

  • Covach, John. 1992. "El Zwölftonspiel de Josef Matthias Hauer". Revista de teoría musical 36, no. 1 (Primavera): 149–84. JSTOR   843913 (se requiere suscripción) .
  • Covach, John. 2000. "La 'Poética de la música' de Schoenberg, el método de los doce tonos y la idea musical". En Schoenberg y Words: The Modernist Years , editado por Russell A. Berman y Charlotte M. Cross, Nueva York: Garland. ISBN   0-8153-2830-3
  • Covach, John. 2002, "Teoría de los Doce Tonos". En The Cambridge History of Western Music Theory , editado por Thomas Christensen, 603–27. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN   0-521-62371-5 .
  • Krenek, Ernst. 1953. "¿Está en declive la técnica de los doce tonos?" The Musical Quarterly 39, no 4 (octubre): 513–27.
  • Šedivý, Dominik. 2011. Composición y tonalidad en serie. Introducción a la música de Hauer y Steinbauer , editado por Günther Friesinger, Helmut Neumann y Dominik Šedivý. Viena: edición mono. ISBN   3-902796-03-0
  • Sloan, Susan L. 1989. " Exposición de archivo: Dispositivos dodecafónicos de Schoenberg ". Revista del Instituto Arnold Schoenberg 12, no. 2 (noviembre): 202–05.
  • Starr, Daniel. 1978. "Conjuntos, invariancia y particiones". Revista de teoría musical 22, no. 1 (Primavera): 1–42. JSTOR   843626 (se requiere suscripción) .
  • Wuorinen, Charles . 1979. Composición simple . Nueva York: Longman. ISBN   0-582-28059-1 . Reimpreso en 1991, Nueva York: CF Peters. ISBN   0-938856-06-5 .

enlaces externos